TELÉFONO:
968 938 444

El problema es que en muchos casos es difícil saber quiénes son los destinatarios ideales de la campaña, así como averiguar donde se encuentran. Y esos dos puntos son clave para acertar: conocer y localizar al público objetivo.

ASÍ SE PLANIFICA UNA CAMPAÑA DE ÉXITO

  •  1 Segmentación Fundamental para llegar al público que tu empresa necesita para asentarse o crecer. Se trata de hacer un análisis del público objetivo más adecuado, que hará que la comunicación comercial sea directa y eficaz. En este punto es altamente eficaz el uso de técnicas analíticas y el geomarketing, para encontrar al público objetivo y dirigirse directamente a él.
  • 2 Potenciación de la información veraz. Porque una vez que está identificado el público al que dirigiremos la campaña, hay que contar con el conjunto actualizado de direcciones objetivo en las que entregar la información. Si no sabemos dónde localizar a nuestro público, difícilmente podremos hacerle llegar nuestro mensaje. Hay que mantener actualizada la base de datos y, si se dirige a un nuevo mercado, incorporar las direcciones que garanticen el máximo nivel de entrega.
  •  3 Personalización en los envíos. Ya tenemos definido el público y conocemos su localización. El siguiente paso es ajustar el mensaje en función del cliente. El mensaje cambia si cambia el destinatario, y si falla esta parte, falla toda la campaña.
  •  4 La comunicación es cosa de dos. No siempre es fácil establecer un canal de comunicación con los clientes. Una opción son los cupones respuesta, tanto en papel como soporte digital. Permiten conocer sus intereses y adaptar mejor su siguiente comunicación.
  • 5 Fidelización Hemos identificado al público, conocemos su ubicación, le enviamos información sobre nuestra empresa… ¿Y después? Toca fidelizar: enviarle información de nuestras novedades, de forma personal, a través de ofertas especiales y regalos. De esta forma conseguirá mantener con ellos una relación estable y duradera en el tiempo.
  •  6 Combinación Otra de las claves del éxito está en mezclar productos y servicios para realizar la campaña de Marketing Directo integral más adecuada según el mercado, negocio y clientes.
  •  7 Flexibilización Es aquí donde entra en juego la creatividad. Importa lo que dices y a quién se lo dices, pero importa tanto o más cómo lo dices. Dota a tus envíos de una presentación creativa y adaptable al tamaño que se necesita para llamar la atención de tus clientes y aumentar el recuerdo de tu comunicación.
  •  8 Medición Tan importante como la planificación y el lanzamiento de la campaña en sí es el análisis posterior. Se trata de medir con exactitud las respuestas más rentables de los envíos. Es una tarea fundamental para planificar campañas posteriores y comprobar el resultado de la misma.